Nonna María, pizzas estelares en Barcelona

Nonna María, pizzas estelares en Barcelona

“Es la mejor pizzería de Barcelona”, dice la clientela en las redes sociales. Aún no lleva un año (se abrió en junio de 2016) y Nonna María ha sentado cátedra de buena masa y acertados ingredientes en la zona de Sarria-Sant Gervasi.

Y además tiene otro incentivo. Cada mes hay una pizza de autor, elaborada por una figura del panorama culinario. Carme Ruscalleda, la cocinera que cuenta con más estrellas Michelin, inauguró la serie de invitados con una pizza de salchichón Sendra, queso Garrotxa, endivias, higos e ito togarashi (hebras de guindilla).

 

Pizza de Carme Ruscalleda para Nonna María.

 

Precisamente de Ruscalleda  es mano derecha (tanto en el restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar como en el Sant Pau de Tokio) uno de los responsables de Nonna María, Jerôme Quilbeuf. El chef francés dedica por entero los lunes (día libre en Sant Pau) a Nonna Maria. Un negocio “de pizzas con corazón” en el que también participa su pareja, y exjefa de sala de Sant Pau, Rie Yasui, alma mater de otro espacio gourmet de ambos (La Piccolina). Una de las pizzas más ricas de la carta lleva su nombre y referencias a su país, Japón: con pollo, alga nori, cebolla caramelizada, mozzarella, mayonesa, salsa teriyaki, y shiso.

Otra apetecible pizza ‘japónica’ asemeja a la popular okinomiyaki, con los copos de bonito seco (katsuobushi) bailando con el calor de la masa.

 

Pizza okinomiyaki de Nonna María. /R. Rivas

 

Al frente de los fogones y el horno de Nonna Maria está Marc Dinarès, que pasó igualmente por Sant Pau, así como por Capritx. El chef de este restaurante, Artur Martinez, ha firmado otra sabrosa pizza para Nonna: paleta ibérica de bellota, queso del valle de los Pedroches con 15 meses de curación, chutney de tomate, comino, alcaparras y albahaca.

 

Pizza de jamón ibérico de Artur Martínez.

 

Marc Gascons, de Els Tinars, elaboró una pizza con butifarra de perol, queso Puig Pedros y trufa negra.

 

 

Nandu Jubany creó en febrero una apetitosa pizza con gamba roja y alioli de azafrán.

 

Nandu Jubany. 

 

Ahora, la estrella de marzo es una pizza andalusí del chef cordobés Paco Morales. Al modo de su restaurante Noor, su pizza lleva especias como comino, pimentón, curry, cordero, queso de cabra y evocaciones de siglos pasados.

 

 

Nonna Maria seguirá contando con chefs amigos convertidos en pizzeros, pero su oferta incluye otros platos de cocina mediterránea, asequibles y con calidad de alta gastronomía. Los guisantes tiernos con pulpitos son una delicia; intenso y en su punto arroz meloso de sepia y rabo de buey y las croquetas de jamón, adictivas.

 

Croquetas de jamón ibérico de Nonna María. / R. Rivas

 

Los postres son también de paladear, como tiramisu o tarta de frutos rojos para los más golosos, y, para quienes prefieren lo ligero,un fresco sorbete de fruta de la pasión con espuma de orejones, fresa y mandarina.

 

 

 

 

 

You May Also Like

Leave a Reply