Ruscalleda y Robuchon, alianza estival en Mónaco

Ruscalleda y Robuchon, alianza estival en Mónaco

Dos cocineros que acumulan talento y estrellas, la catalana Carme Ruscalleda y el francés Joël Robuchon, han establecido una alianza estival con proyección internacional. 

El chef con más estrellas Michelin del mundo (31 en 13 restaurantes) ha invitado a Ruscalleda (7 estrellas en 3 restaurantes) a ofrecer una experiencia gastronómica única con un pop-up (restaurante efímero) en el Odyssey del Hotel Metropole Monte-Carlo, en Mónaco. Y la cocinera, que celebra junto a su marido y jefe de sala Toni Balam los 30 años de su restaurante Sant Pau en Sant Pol de Mar, ha aceptado de buen gusto. 
 
Wagyu con pan tostado y labneh de finas hierbas, de Carme Ruscalleda. / R. RIVAS
“Motivados y con ilusión les informamos que hemos aceptado la invitación de Joël Robuchon
desde el Restaurante Odyssey en el Hotel Métropole de Monte-Carlo, para cocinar las cenas
de los meses de julio y agosto. De martes a sábado ofreceremos la particular gastronomía catalana del Sant Pau “natural, libre y emocionante” en un ambiente mediterráneo y cuidado,
con un staff bien elegido y dirigido por el chef Jérôme Quilbeuf.
 
Este verano, las cenas de los meses de julio y agosto, y de martes a sábado, del restaurante Odyssey en el Hotel Metropole Monte-Carlo tendrán como protagonista la cocina de Carme Ruscalleda. Los chefs Joël Robuchon y Christophe Cussac han invitado a la chef del Maresme a crear un restaurante pop-up en el que ofrecerá una experiencia culinaria única. A modo de filosofía, Odyssey siempre ha dado prioridad a la gastronomía de primer nivel centrada en lo esencial: ingredientes frescos, de alta calidad y de temporada, preparados con el máximo cuidado para garantizar su auténtico sabor. Con su cocina catalana moderna y creativa, y con su experta y propia  personalidad, Carme Ruscalleda “trascenderá la magia existente del restaurante para crear un epicentro de la voluptuosidad más exquisita con platos perfectamente equilibrados con sabores naturales, jugando con contrastes y texturas”, destaca el hotel monegasco.
‘Animal o planta’, ravioli de anémona y pistachos, de Carme Ruscalleda. / ROSA RIVAS
 
Con su primer restaurante, Sant Pau, en la costa catalana y a medio camino entre Barcelona y Girona, esta chef autodidacta ganó tres estrellas de la Guía Michelin en 2006 mediante un estilo gastronómico muy personal, basado en productos de la costa del Maresme. En 2004, Carme Ruscalleda abrió su segundo restaurante Sant Pau, en Tokio, galardonado con dos estrellas en la Guía Michelin desde 2007. En Barcelona, su restaurante Moments, con su hijo Raül Balam al frente,  también ha sido galardonado con 2 estrellas Michelin.
 

El Hotel Metropole Monte-Carlo está ubicado en el Carré d’Or, a poca distancia del casino y con unas espléndidas vistas al mar Mediterráneo. La suntuosa propiedad de Belle Epoque fue construida en 1889 y fue completamente renovada en 2004 por el diseñador francés Jacques García, quien la transformó en un palacio de 126 habitaciones y suites de encanto mediterráneo acorde con su época y combinando sofisticación y sensorialidad. En colaboración con la Casa Givenchy, el Hotel Metropole Monte-Carlo tiene un nuevo y lujoso spa desde abril de 2017. 

El restaurante Odyssey de Montecarlo, decorado por Karl Lagerfeld.

En el complejo de Metropole hay tres restaurantes, dirigidos por Joël Robuchon y el chef Christophe Cussac, ofrecen una experiencia culinaria variada para paladares exigentes. Con dos estrellas Michelin, el restaurante Joël Robuchon Monte-Carlo se especializa en platos refinados con sabores mediterráneos. Yoshi, el único restaurante japonés de Joël Robuchon en el mundo, tiene una estrella Michelin y ofrece cocina tradicional nipona en un entorno audaz y contemporáneo diseñado por Didier Gómez. El tercer restaurante en Mónaco de Robuchon, Odyssey, luce una decoración de alta costura diseñada por Karl Lagerfeld y un menú inspirado en el Mediterráneo que celebra el producto fresco de temporada y la cocina ligera.

La filosofía del restaurante Odyssey coincide con la que despliega la cocinera catalana: ingredientes frescos, de alta calidad y de temporada, preparados con el máximo cuidado para garantizar su auténtico sabor. Platos equilibrados con sabores naturales, jugando con contrastes y texturas.

‘Misiva al cliente’, postre de Carme Ruscalleda. / R. Rivas

You May Also Like

Leave a Reply